dilluns, 24 d’octubre de 2011

Nada es perfecto.


Cada rosa tiene sus espinas. En cada persona vemos diferentes defectos, no hay nadie perfecto. No hay ninguna rosa sin espinas. Las personas somos así, todos tenemos defectos, por mucho que intentemos taparlos con los pétalos, no podemos. (LMOR)


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada